Please enable / Por favor activa JavaScript!
Por favor activa el Javascript![ ? ]

Motivos para dejar el cannabis, marihuana, porros, THC...  Motivos para dejar el cannabis, marihuana, porros, THC...

Valoración de éste post
4.19 / 5 de 23 votos



Mensajes: 1234


Puntos totales:

Enhorabuena!

32





Diferencia entre Adicción y Dependencia

Muchos creen erróneamente que la adicción es un fenómeno físico, mientras que la dependencia se refiere a un estado psicológico. Sin embargo, es justo al revés. La adicción se refiere a un comportamiento compulsivo que hace que un individuo busque repetidamente un estímulo específico a pesar de los efectos perjudiciales sobre un estilo de vida “normal”, como ocurre con los juegos de azar o con las adicciones sexuales.

La dependencia se refiere a un estado fisiológico en el que el individuo no puede funcionar normalmente sin usar una sustancia, y no puede dejar de utilizar dicha sustancia sin experimentar síntomas adversos (“abstinencia”). Los usuarios también pueden experimentar una mayor tolerancia a la sustancia con el tiempo, necesitando dosis cada vez mayores para lograr el mismo efecto.

¿Qué es la Dependencia del Cannabis?

Según esta definición, la “adicción” al cannabis no parece descabellada: muchos consumidores de cannabis con fines lúdicos presentan algún grado de comportamiento compulsivo, y los consumidores habituales o de diario pueden experimentar consecuencias perjudiciales sobre su modo de vida – tales como dificultad para mantener las rutinas normales, entre las que se incluye el trabajo, hacer ejercicio y incluso comer con regularidad.

Numerosos consumidores ocasionales y con fines recreativos desestiman la idea de que el cannabis puede provocar dependencia fisiológica. Muchos creen que simplemente no causa ningún tipo de dependencia; sin embargo, existen diferentes estudios que demuestran que en los consumidores habituales se produce la abstinencia y otros síntomas. Por lo tanto, la dependencia del cannabis se reconoce como un síndrome clínico en el DSM, bajo los mismos criterios generales que el resto de trastornos por dependencia de sustancias.

Es posible llegar a ser tanto adicto como dependiente del cannabis: normalmente, los consumidores con fines lúdicos comenzarán a mostrar un comportamiento adictivo, y después de un consumo excesivo y prolongado se vuelven dependientes. Al igual que con otras drogas, cuando se aplica al cannabis el diagnóstico de la dependencia de sustancias, conlleva elementos tanto de la adicción como de la dependencia física. Sin embargo, es mucho menos probable que el cannabis cause adicción y dependencia en comparación con otras drogas, incluso con aquellas que son legales.

Un consumo continuado puede producir una dependencia psíquica, de manera que la persona llega a creer que sin cannabis ya no podrá sortear el día a día. En este caso, se ha producido una dependencia. Sin embargo, esto no significa que todos los que consuman cannabis durante mucho tiempo sean dependientes. El riesgo de una dependencia está muy influido por diversos factores, como, por ejemplo, los problemas psicológicos. En el caso de una dependencia psíquica, pueden aparecer síntomas de abstinencia.

El aumento del tiempo empleado en obtener la droga se ha considerado un síntoma de dependencia, ignorando que el cannabis es una sustancia ilegal y, por tanto, adquirirla puede requerir tiempo (sobre todo, tras una redada que deje el mercado desprovisto de existencias).

Se ha demostrado que el cannabis provoca tolerancia en los consumidores habituales, y también se ha demostrado que causa síntomas de abstinencia cuando se deja de consumir bruscamente. Entre los síntomas de abstinencia se incluyen la irritabilidad, pérdida de apetito, dificultad para dormir, ansiedad, ansias de cannabis, cambios de humor y el aumento de la temperatura corporal. Generalmente, los síntomas de la abstinencia de cannabis comienzan el primer día que deja de consumirse, duran como máximo hasta dos o tres días después, y son casi insignificantes a finales de la primera semana. Considerando limpio todo síndrome de abstinencia al cabo de 21 días de haber dejado el hábito (ánimo, es poco tiempo).

Desde luego, sería poco sincero suponer que el consumo prolongado y habitual de cualquier droga es totalmente seguro y no tiene consecuencias negativas, sin tener pruebas empíricas claras de que es así. Sin embargo, muchos consumidores habituales de cannabis hacen caso omiso a las señales de advertencia, que avisan de una conducta compulsiva y dependiente, y continúan consumiendo cannabis en exceso, creyendo que el daño a largo plazo será insignificante.

Cómo superar la adicción

· Si tienes algún contacto que te vende la droga, borra su teléfono inmediatamente. Si es alguien de tu red social o tus amigos también fuman, coméntales que lo estás dejando, que no pretendes que lo dejen ellos pero tu sí. Si no lo entienden o no respetan tu decisión, mejor busca otra red social.
· Tira por el retrete toda la marihuana que tengas (evitando así que rebusques en la basura) y mete en una bolsa de basura bongs, pinzas, mecheros y todo tu arsenal de fumador y tíralo en una basura alejada de tu casa.
· No sustituyas el hábito de fumar y sus sensaciones con la bebida, mejor ponte algo en la boca, masca un chicle por ejemplo.
· Es posible que los primeros días de dejar de fumar marihuana notes un aumento de la temperatura corporal y un poco de insomnio, es normal, como cuando se deja cualquier otra droga.
· Evita los lugares o situaciones que te induzcan a consumir, practica un deporte, anda o frecuenta lugares sanos.
· Cuando te sientas irritable piensa para ti mismo "Este no soy yo, sólo es el síndrome de abstinencia" (repítelo tantas veces como quieras).
· Los primeros días evita las bebidas con cafeína y el café, bebe mucha agua para hidratarte y no dejes de comer menos aunque tu apetito disminuya para mantenerte sano.
· Incrementa la percepción de valía personal mediante el uso y aprendizaje de diversas técnicas y habilidades.
· Planificación de objetivos para la vida, el trabajo, los estudios, la familia, etc.
· Valoración de fuentes alternativas de estimulación como amigos, ocio, deporte, etc.
· Desarrollo de la capacidad de aprendizaje y memoria.

Al principio de dejarlo verás que te invaden sentimientos negativos y te harán dudar si has hecho una buena elección pero luego viene el positivismo y te darás cuenta y te preguntarás porqué no empezaste antes.

La conclusión final es que ¡sin drogas se vive mejor!





No te pierdas el tema anterior: ytuquelees.net

Salta al siguiente tema: El rincón de Giorgio

Quizás también te interese:
Si has encontrado información útil en Exaforo, ayúdanos a seguir creciendo. Muchas gracias por confiar en nosotros!


Volver a Cyber lounge